MENU

Segovia y Mérida, de ahí son los protagonistas de nuestra siguiente Boda, Raquel y Fernando. Nos contactaron con un año y medio de antelación, y desde la primera reunión pudimos notar la gran conexión y el buen rollo que hay entre ellos.

Raquel, super divertida y extrovertida, y Fernando, mas reservado, pero también con ese punto alocado, tenían claro que la ceremonia de su Boda en Mérida, tendría lugar en la Iglesia de Santa María, de especial importancia para la pareja.

Raquel llevó a cabo sus preparativos de Boda en el Hotel Ilunion Mérida Palace, en una suite sin luz natural, pero bastante amplia. Lucía un precioso vestido acompañado de un apropiado tocado y un cuello de piel, el cual agradeció para la época fría en la que estábamos.

Por el contrario, Fernando se vistió en la casa de sus padres, en un ambiente tranquilo y acogedor. Lucía un traje azul de corte clásico, al cual le dio un toque atrevido con la corbata de color rosa.

La ceremonia de su Boda en Mérida, transcurrió tal cual lo previsto, con alguna sorpresa por parte de amigos y el padre de la novia, los cuales les dedicaron unas bonitas palabras y llenaron de emoción el ambiente.

Posteriormente, nos trasladamos a la celebración de la Boda en La Finca La Albuera, a pocos kilómetros de la ciudad de Mérida. A pesar de la leve lluvia, no hubo impedimento alguno para que todo saliese de 10, con bailes regionales, muy buen ambiente y muchas sorpresas, todo de la mano del Catering Guadalquivir, con un excelente y muy cuidadoso servicio. No faltaba detalle en esta Boda en La finca La Albuera.

El baile que tenían preparado comenzó con una balada lenta, que en pocos minutos se animo con la marchosa música de Fito y Fitipaldis, todo de la mano de Songdeluxe.

Os dejamos a continuación con un resumen de esta gran Boda en La Finca La Albuera, que tanto disfrutamos junto a ellos.

Comentarios
Añade tu Comentario

CERRAR